La historia detras del triunfo

Alexander Rossi gano la edición 100 de las 500 millas de Indianápolis en base al ahorro de combustible frente a Carlos Muñoz quien también se la jugó con el combustible pero se vio forzado a hacer un “splash and go”  a tres vueltas del final para terminar segundo.

La historia de Rossi es increíble. A semanas del inicio de la temporada 2016 de IndyCar, él estaba sin asiento para competir después de perder la competencia interna para ser unos de los pilotos en Manor Racing frente a Rio Hayranto.

Brian Herta Autosport en cuestión de semanas perdió el presupuesto para la temporada 2016 lo que llevo a Herta fusionar su equipo con el de Andretti y así poder competir esta temporada en IndyCar. Tres semanas antes de la bandera verde en St.Pete, Rossi ya se había hecho el asiento y se subió a un IndyCar en Sebring. Pese a los tests, Rossi nunca había estado en un ovalo ya que gran parte de su carrera la hizo en Europa. Aun así Michael Andretti aposto por el piloto californiano y armo un equipo con gente experimentada para ayudarlo en su adaptación a IndyCar con Brian Herta como su estratega en pits, Tom German, ex Team Penske; hombre clave en las victorias de Gil de Ferran y Helio Castroneves en Indy, se convirtió en su ingeniero en pista.
Aun así, Rossi no había estado en Indy hasta hace unas nueve semanas atrás, nunca había corrido en un ovalo hasta abril pasado cuando la IndyCar volvió a Phoenix y su auto no tenía el auspicio de una compañía gigante como NAPA auto parts.

Rossi llego a Indy y respondió de gran forma convirtiéndose así en el rookie más rápido y además de estar a nada de entrar al “fast nine” que definiría la pole para la carrera. Ya en carrera lidero 14 vueltas en total e hizo la vuelta más rápida de la carrera con una velocidad de 225.288 mph.
Hizo durar el combustible de su última parada en pits (Vuelta 165) por 36 vueltas, tres vueltas más de lo estimado.

¿Pero como hizo durar 18,5 galones de combustible (70 litros) para las 90 millas (144 kilómetros) restantes?
Rossi encontró una forma, la cual descubrió casi por accidente y que pudo haber terminado en abandono.

“Casi lo perdí en la curva 2 y tuve que levantar el acelerador y por mucho cuando iba detrás de Scott (Dixon). Cruce la línea de meta y aún seguía cerca de Scott, los niveles de combustible ya estaban por debajo de los niveles que necesitaba. No es que trataba de terminar en el muro en la curva 2 en cada vuelta pero idee una forma que funciono bastante bien.”

Aun así pocos sabían que después de la última detención en pits, Rossi venia ya en modo de ahorro de combustible; junto al levantar el acelerador y a usar el rebufo de otros autos. Rossi pudo cruzar la meta con el combustible necesario para no quedar varado en algún lugar de la pista.

Es claro que Muñoz pudo haber ganado dado que tenia auto. Una vuelta más y Muñoz pasaba a Rossi o él se quedaba sin combustible en alguna parte de la pista antes de tomar la bandera blanca, pero así son las carreras. Rossi tuvo un equipo que confió en él y sus capacidades como piloto, con gente experimentada que lo ayudo a adaptarse a IndyCar, a un estratega como Bryan Herta quien ya ganase la Indy 500 en 2011 con Dan Wheldon y por sobre todas las cosas un piloto que fue capaz de ahorrar cada litro de combustible e ideando una forma que lo pudiera mantener en una velocidad competitiva fueron los componentes de una victoria impensada pero que demostró que no solo hay que ir a fondo de principio a fin sino que adaptarse a las situaciones que ocurren en carrera.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s