Dale Sr y las 24 Horas de Daytona

La edición 38 de las 24 horas de Daytona fue una edición especial para los Earnhardt. Dale Sr y Jr compitieron con Corvette a los mandos de un C5-R junto a Andy Pilgrim y Kelly Collins. Representando a GM por parte de Chevrolet cuando el equipo de Corvette Racing estaba en sus primeros años.

El departamento de competiciones de General Motors había hecho un trato en el cual los Earnhardt competirían en Daytona en un Corvette C5-5 junto a Andy Pilgrim y Kelly Collins.
En el segundo año del programa de GTS de GM; Doug Fehan y el equipo Corvette buscaban consolidarse dentro del panorama de los campeonatos de resistencias en Estados Unidos y mundial. Ganar Sebring, Daytona, LeMans y el campeonato de la American LeMans Series eran el objetivo y para lograr eso, Fehan hizo lo que por años pareció imposible de lograr y que estuvo cerca de lograrse en el 2000  que era invitar a una leyenda viviente de NASCAR con su hijo para competir en uno de sus autos en las 24 horas de Daytona.

Para Dale Sr el cambio era radical, 27 años dentro del circuito de la NASCAR, lo hacían uno de los más experimentados dentro de la en ese entonces Winston Cup. Pese al desafío que tenía afrontar, Dale Sr no lo miro de menos y durante la post temporada estuvo preparándose para desafiar al reloj en una pista que por años fue su bestia negra en cuanto a ganar la “gran carrera americana” y que al fin pudo ganar en 1998 pero que aun así tenia 34 victorias en el óvalo de Daytona. Esta vez el desafío estaba en Daytona pero en su versión de pista semi permanente de 5 km.

Earnhardt llegaba en su mejor momento junto con prepararse para la Rolex 24, se sometió a una cirugía para arreglar sus vértebras que quedaron maltrechas luego del accidente sufriera en Atlanta durante una carrera de la Winston Cup en 1999.

“Sé que soy un foráneo pero trabajaré duro para ser uno más del equipo” – Dale Sr a Doug Fehan, Team Manager del equipo en ese entonces.

Durante los tests en Sebring, El Earnhardt más joven estuvo practicando a base de simuladores, mientras que el Earnhardt veterano quiso conocer los límites de la pista en primera persona y cuando uno busca los límites los accidentes pasan y  a Dale Sr le pasó, perdió el auto en la curva 18 y se estrelló de frente dañando la nariz del Corvette durante unos tests en el circuito de Sebring.
Con el paso del tiempo empezaron las conversaciones para hacer un equipo con autos Corvette bajo el nombre de Dale Earnhardt INC. Equipo en el cual Dale Jr, Steve Park y Michael Waltrip competían en la Winston Cup.
A pesar del accidente, Earnhardt Sr no se sintió intimidado e intensificó su régimen de entrenamientos para llegar de la mejor forma a Daytona.

“Un dia le dire a mis nietos que compartí un auto con Dale Earnhardt Sr y Jr” – Kelly Collins

Ya para los tests previo a la carrera, Earnhardt había descubierto que el segundo Corvette manejado por Fellows, O’Connell, Freon y Kneifel tenía una nueva suspensión experimental y sets de neumáticos distintos a los demás equipos desarrollados por Goodyear.
En ese entonces el Corvette solía gastar de forma rápida los neumáticos y la nueva suspensión funcionó bien en los tests y sería usada en carrera. Corvette tenía dos autos para Daytona que a simple vista se veían igual pero con una gran diferencia: uno era para velocidad, que era bueno para hacer vueltas rápidas y el otro para resistencia.

Ya en carrera el Corvette #3 estuvo dentro del Top 3 en la clasificación general y de la categoría GT hasta pasada la medianoche cuando la suspensión trasera del Corvette colapso y tuvieron que pasar a garajes para solucionar el problema. Ya en las primeras horas de la madrugada estaban de vuelta con Earnhardt Sr al volante y en la cual tuvo que lidiar con otro desafío, uno inusual como piloto: la lluvia.

En las primeras horas del domingo una llovizna había dejado la pista resbaladiza y al inicio de su último stint había hecho dos trompos en la famosa parada de autobús que hay a la salida de la larguísima recta del óvalo de Daytona para reducir la velocidad de los autos y que con el paso de las horas estaba llena de lodo y pasto por todos los autos que se despistaron o cortaron camino.
Con ayuda de la ayuda de Pilgrim, quien lo guiaba por radio indicándole los sectores en donde la línea seca de carrera estaba mediante las imágenes de la transmisión oficial que veía en pits.

“Yo era más rápido que Dale en la parte del circuito pero una vez que salíamos hacia la zona peraltada, él se alejaba de mí. El conocía cada rincón del ovalo”. – Johnny O’Connell

A lo largo del stint, Earnhardt Sr ganaba más confianza y hacia tiempos igual de rápidos que los líderes de carrera. Dale pidió hacer otro stint, el cual Felham aceptó, luego quiso hacer un tercero pero ya había llegado a su peak de rendimiento y era hora de entregar el auto.
La carrera fue ganada por sus compañeros de equipo con el Corvette #2 (Fellows/ O’Connell/Freon/Kniefel) y fue el gran empuje que necesitaba el proyecto para afrontar desafíos como ganar LeMans y el campeonato de la ALMS.
Pese a los problemas de suspensión el Corvette #3 termino tercero en su categoría y cuarto en la general. Nada mal para un equipo que tuvo a tres novatos y un veterano.

“Uno de estos días vamos a coordinar nuestros calendarios y mi hijo y yo iremos a LeMans” – Dale Earnhardt Sr.

Lamentablemente dos semanas después de haber participado en la Rolex 24, Earnhardt Sr pierde la vida en la última vuelta de las 500 millas de Daytona. En una carrera ganada por un auto de su equipo, Michael Waltrip y en segundo lugar termino su hijo Dale Jr.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s