Del cielo al infierno, la caída de Caterham.

Si manejar un equipo de Fórmula 1 es complicado, imaginen hacerlo con un equipo que parte desde cero y que con el paso de los años no va para ningun lado y que de un dia para el otro todo, pero absolutamente todo se va a la mierda.
94 carreras de nada. Así se puede resumir la vida del equipo Caterham, previamente conocido como Team Lotus en sus cuatro años en Fórmula 1.

El Inicio de todo
Era el verano del 2009, el sueño de un jefe de equipo de la Fórmula 3 de entrar en la Fórmula 1 se empezaba a hacer realidad con la ayuda de Mike Gascoyne y el auspicio de Air Asia por parte de su CEO, Tony Fernandes quien en ese entonces auspiciaba a Williams y estaba en conversaciones para comprar Brawn GP. Pero había un alternativa, fundar un equipo desde cero, bajo el mítico nombre de Lotus.
Gascoyne tuvo la misión de asegurar un trato con Fernandes y un reunión fue fijada entre el presidente de la FIA, Max Mosley y Tony Purnell (encargado de ver las entradas de los nuevos equipos para la temporada 2010). La reunión estaba fijada para el sábado a las 4pm, en las afueras de Silverstone, durante el fin de semana del Gran Premio de Gran Bretaña en 2009.

“Camino hacia la entrada a Silverstone para esperarlo a él y me fijo que el tráfico va hacia una dirección. ¡Solo salida! entonces pienso, ¿Que hago ahora? Hable con el encargado del tráfico y le dije, que tenía un serio problema. Se supone que me tengo que juntar con un sponsor con el cual vamos a hacer un equipo de Fórmula 1 y no puedo entrar porque hay una sola vía. ¿Qué voy a hacer? El me respondió ‘déjemelo a mí”Mike Gascoyne

El encargado del tráfico subió a Gascoyne a un Jeep y lo lleva a través de los campos de Brackley en donde se juntaría con Fernandes en una gasolinera y de ahí los devolvió al Paddock de Silverstone.
Tratar de meter a Fernandes en el Paddock fue uno de los cientos de obstáculos que el equipo tuvo que superar mientras los planes progresaban para la formación del equipo.
Después del Gran Premio de Gran Bretaña, los planes del tope presupuestario los cuales sirvieron para atraer a los nuevos equipos eran abandonados debido a las protestas por parte de los equipos. Tiempo después Lotus no apareció en la lista original de los equipos que iban a entrar  en 2010 (publicada en julio del 2009) pero Max Mosley les dijo que de todas formas se preparasen para Fórmula 1 (Toyota y BMW dejarían la Fórmula 1 a final de temporada). En septiembre, Team Lotus finalmente recibió la luz verde y manos a la obra.

“El lunes después del anuncio, cuatro de nosotros fueron a la fábrica en Hingham. Era yo, Silvi Schaumloeffel, Paul Craig y Keith Saunt. Nosotros teníamos un equipo que organizar y una fábrica vacía. Silvi fue al escritorio a responder el teléfono y los chicos me miraban y me preguntaban ‘¿Que vamos a hacer?’, Y les dije ‘No se preocupen. Yo tengo un plan. Yo lo voy a diseñar, Keith tú lo vas a hacer y Craig tú haces lo demás’.  Por ahora”. –Mike Gascoyne

La fundación del equipo ya estaba en marcha y la idea de expandir el staff se acrecentaban con los viajes que Gascoyne hacía durante los fines de semana para firmar gente de Toyota.

Mientras el auto para la temporada 2010 progresaba, otras cosas no salieron de la forma esperada. Con las esperanzas de obtener el auspicio de Petronas por parte del gobierno de Malasia. Fernandes tenía en sus planes mover el equipo a Malasia dentro de algunos años pero acabaron abruptamente cuando el auspicio por parte de Petronas fue para Mercedes, quienes compraron Brawn GP por 50 millones de Libras.

Para Fernandes, ahora sin tope presupuestario y sin el auspicio de Petronas. Fórmula 1 se convirtió con el paso de los días en algo que iba a ser bastante caro y eso que la temporada aun no estaba en marcha.


2010

El T127 era todo lo esperado considerando el poco tiempo que tuvieron para organizar todo. Buenas clasificaciones por parte de Jarno Trulli y Heikki Kovalainen. El T127 siempre competía al final de la grilla pero usualmente siempre adelante de los nuevos equipos como Virgin Racing e Hispania. Lograron asegurar el 10°lugar en el campeonato de Constructores para llegar a 2011 en un buen momento.

Lotus T127

<

div class=”getty embed image” style=”background-color:#fff;display:inline-block;font-family:’Helvetica Neue’, Helvetica, Arial, sans-serif;color:#a7a7a7;font-size:11px;width:100%;max-width:594px;”>

Motor: Cosworth CA2010 2.4L V8
Pilotos: Jarno Trulli y Heikki Kovalainen
Puntos: 0
Posición en el campeonato de constructores: 10mo lugar
Mejor resultado:12° y 13° Trulli y Kovalainen en Japón

Con un sólido presupuesto de 55 millones de libras para 2011, un trato para tener motores Renault y caja de cambios e hidráulica por parte de Red Bull Racing que se convirtieron en la piedra angular para obtener puntos y ser un habitual dentro de los equipos de media tabla.

2011 para Team Lotus no hubieron grandes cambios, fueron unos de los pocos equipo que no uso el sistema KERS, aun así el T128 no pudo cumplir con las expectativas y terminó siendo otro año sin puntos pero con el décimo lugar en el campeonato de Constructores.

Lotus T128 

<

div class=”getty embed image” style=”background-color:#fff;display:inline-block;font-family:’Helvetica Neue’, Helvetica, Arial, sans-serif;color:#a7a7a7;font-size:11px;width:100%;max-width:594px;”>

Motor: Renault RS27-2011 2.4L V8
Pilotos: Jarno Trulli, Heikki Kovalainen y Karun Chandhok (Solo Alemania)
Puntos: 0
Posición en el campeonato de constructores: 10mo lugar
Mejor resultado: 13° lugar: Trulli en Australia y Mónaco y Kovalainen en Italia

Para 2012, hubieron distracciones en pretemporada como por el cambio de nombre el cual llevó a cambiar el nombre del equipo a Caterham.

Ya como Caterham

caterham-logo
Durante las primeras carrera de la temporada 2012 nunca estuvieron en un gran nivel, aun así  estaban al frente de los Marussias e incluso sacándole una ventaja de una vuelta en algunas carreras. La media tabla estaba a solo un paso pero estar cerca no era suficiente para Fernandes, quien ya estaba impaciente de entrar en competencia con los equipos de media tabla. El deseo de encontrar el “boleto dorado” coincidiría con una serie de eventos que desencadenaría el principio del fin.

Los problemas empiezan
Para ese entonces, Gascoyne ya no estaba dentro del equipo. Involucrado en un proceso extrajudicial con Force India sobre unas IP usadas en el túnel de viento que estuvieron relacionadas con la fabricación del T127. Aunque Gascoyne salió libre cargos, el hecho que estuviera en la corte se convirtió en una excusa para cambiar las percepciones que había sobre su persona dentro del equipo, especialmente para las personas que no se llevaban bien con debido a su fuerte personalidad, popularidad y por ser un gozador de la vida. Algunas personas dentro del equipo creían que deshacerse de él ayudaría a la causa del equipo, especialmente desde que su aliado dentro del equipo, Dieter Gass dejará el equipo en el invierno del 2011.

En febrero del 2012, Gascoyne fue dejado de lado, con un nuevo rol como jefe del grupo técnico de Caterham en cuanto a la línea de autos deportivos.
Con la salida efectiva de Gascoyne del equipo significaba que el jefe técnico Mark Smith estaba a cargo y con John Iley quien previamente estuviera en Mclaren, el cual fuera traído personalmente por Fernandes.

Smith e Iley no se llevaban bien en cuanto a trabajar juntos, sin embargo en cuanto a la línea a seguir en 2012, Iley argumento que habían potenciales ganancias en cuanto al desarrollo del auto siguiendo la ruta que Red Bull y McLaren tomaron: desarrollar los escapes soplados. Smith preocupado de Caterham, ya que no tenía los recursos suficientes para desarrollar dicho sistema de la manera adecuada, quiso apegarse a algo más convencional como era lo aerodinámico que parecía estar rindiendo a inicios de año.

Con la contratación de Iley, significó una línea directa hacia Fernandes tras la salida de Gascoyne del equipo y obtuvo los recursos para desarrollar los escapes soplados los cuales debutaron en el Gran Premio de Gran Bretaña.
En un fin de semana dominado por la lluvia la cual mermó el estreno del nuevo paquete de actualizaciones, pero las señales de advertencia estaban ahí, de que el tiempo y recursos implicados no justificaban las ganancias, más el costo de los motores Renault. Había más terreno perdido que ganado.

Habiendo mostrado un significante progreso a en la primera parte de la temporada reduciendo la brecha de la Q1 con los autos de punta, algo que no se lograba desde Valencia 2011. Caterham estaba a la deriva en Silverstone. Smith insistió que el sistema de los escapes soplados fuera dejado de lado de una vez por todas.

“Estaba totalmente convencido que dejando y adoptando un convencional sistema de desarrollo aerodinámico sería mejor para el equipo…..Nosotros no podíamos modelarlo, nuestro modelo de túnel de viento no tenía la capacidad y el túnel de viento tampoco tenía la capacidad de ello. Simplemente no teníamos un buen manejo de ello” – Mark Smith

Iley se apegó a lo suyo y Fernandes, desesperado en creer que habría un milagro, nunca cuestionó el fracaso del proyecto e incluso puso más dinero con la esperanza de encontrar ese golpe de suerte que nunca llegó. Gente dentro del equipo sugiere que el presupuesto creció de 55 millones de libras a 90 millones de libras en menos de un año.

Los gastos se empezaron a salir de control, mientras que las ambiciones de progreso que reinaba en los primeros días del equipo se evaporaban. El equipo era inestable y sin un gran progreso en pista.
Habiendo sido afortunados de obtener el 10mo lugar en el campeonato de Constructores en la última carrera de la temporada en Brasil. El nuevo director de equipo, Cyril Abiteboul tuvo la misión de poner orden dentro del equipo. Una fusión con Marussia fue una de las opciones consideradas pero desechada por la gerencia del equipo. Dentro del equipo la idea de la fusión fue vista con malos ojos dado que se “cortarían cabezas” dentro del equipo verde.

Caterham CT01

<

div class=”getty embed image” style=”background-color:#fff;display:inline-block;font-family:’Helvetica Neue’, Helvetica, Arial, sans-serif;color:#a7a7a7;font-size:11px;width:100%;max-width:594px;”>

Motor: Renault RS27-2012 2.4L V8
Pilotos: Heikki Kovalainen y Vitaly Petrov
Puntos: 0
Posición en el campeonato de constructores: 10° lugar
Mejor resultado: 11° lugar, Petrov en Brasil

La caída
En 2013 y para aumentar las arcas del equipo, el equipo optó por dos “pay-drivers”: Giedo van der Garde (GP2) y Charles Pic (ex Marussia).
Las esperanzas estaban de que los contactos de Abiteboul con Renault, más la alianza con la compañía de autos deportivos francesas: Alpine, lograra asegurar motores gratis junto con el hecho de que la presencia de Pic pudiera traer una oportunidad de que Total (Petrolera Francesa) los auspiciara. Ninguna de esas dos ocurrió.

Con todos los recursos gastados en un fallido sistema de escapes soplados, el auto del 2013 se convirtió en una carga. Aunque se esperaba de que fuera lo suficientemente competitivo para mantener el 10mo lugar en el campeonato de Constructores y mantener el premio por el 10mo a salvo pero cuando Marussia término medio segundo más rápido que Caterham se desató el pánico.
Los recursos que irían originalmente para el auto del 2014 terminaron yendo para el auto del 2013, con Pic y van der Garde complicados y terminó siendo una causa perdida.

Caterham CT03

<

div class=”getty embed image” style=”background-color:#fff;display:inline-block;font-family:’Helvetica Neue’, Helvetica, Arial, sans-serif;color:#a7a7a7;font-size:11px;width:100%;max-width:594px;”>

Motor: Renault RS27-2013 2.4L V8
Pilotos: Charles Pic y Giedo van der Garde
Puntos: 0
Posición en el campeonato de constructores: 11° lugar
Mejor resultado: 14° lugar Pic: Malasia y Corea del Sur y van der Garde en Hungría

El dinero estaba escaseando y las cuentas no estaban siendo pagadas. Las pruebas de Will Stevens en Silverstone sirvieron para mantener el equipo a flote gracias al dinero que traía Stevens para hacer las pruebas.

1405273098_will_stevens_caterham_tm_sc

Foto gentileza de digitalphotographer.co.uk/Ian Geddes

Para complicar más las cosas, Abiteboul y uno de los aliados de Fernandes, Riad Asmat no eran capaces ni de mirarse y de dirigirse la palabra. Además que el tridente técnico de Illey/Smith/Egginton que debió haber funcionado se terminó fragmentado tras los cambios en la gerencia del equipo.

Fernandes empezó a perder interés y todas sus miradas y recursos se fueron al Queens Park Rangers, un equipo del ascenso Inglés que ascendía a la Premier League tras ganar la final del ascenso Inglés de forma dramática en el mítico Wembley.
Caterham estaba a la deriva y gastando más dinero de lo que tenían disponible.

“Estaba todo yendo por el camino equivocado en cuando al desarrollo del equipo, todo se detuvo. El desarrollo del auto se detuvo y así el progreso” – Heikki Kovalainen

Pero los problemas no eran solo de dinero, sino que decisiones por parte de la gerencia del equipo hundirían al equipo más y más.
Fuentes internas contaron a la revista autosport que Mercedes les había ofrecido un trato para proveerles motores para 2014. Williams había mejorado de sobremanera su rendimiento y se ahorraban un 50% en cuanto al costo de unidades de potencia pero la lealtad de Abiteboul a Renault más una ambiciosa alianza entre Caterham y Renault mantuvo al equipo ligado con Renault para 2014.

Otro golpe anímico para el equipo fue la pérdida del 10mo lugar ante Marussia en el campeonato de constructores. Mientras que la pérdida de los 10 millones no sería fatal, significaba que la presión estaba puesta para 2014; si Caterham fallaba por segundo año consecutivo en obtener el 10mo lugar perderían uno de sus fundamentales pilares en cuanto a la existencia del equipo y sentenciaría el destino del equipo a futuro.

El 21 de Enero, Caterham en su fábrica de Leafield anuncio las contrataciones de Kamui Kobayashi y Marcus Ericsson. Fernandes estaba presente pero no tenía las intenciones de hablar pero como era un hombre de los medios  no pudo evitar unirse a la conferencia de prensa ahí sus frustraciones sobre el equipo salieron.
“Si nosotros seguimos atrás, no sé si pueda seguir”.

Un 2014 competitivo era clave pero solo llegaban malas noticias. Con la era de los Turbos Hibridos a la vuelta de la esquina las pruebas mostraban un panorama desalentador y Renault les dijo a sus equipos que se prepararan para lo peor.

Mas tarde Fernandes contaría a la prensa. Nada está fijado de forma concreta, pero después de cinco años sin puntos hay un límite en la paciencia de uno, dinero, motivación, etc”.
Los comentarios de Fernandes causaron un terremoto dentro del equipo y aunque no era su intención, parecía que era la confirmación de que iba a salirse del equipo y venderlo.

Ya en la temporada el equipo se vio en su peor forma. Junto a ser el auto más feo de la grilla,  se alejaba mucho a lo mejor que habían producido en años anteriores.
La gente clave en el área técnica se lavaba las manos en cuanto al fracaso desde lo técnico. Un difícil inicio de temporada, el cual incluyo el espectacular accidente de Kobayashi en la primera curva en Melbourne, parecía indicar el final del equipo.
En Malasia para la segunda carrera de la temporada, Fernandes decidió estar fuera de las actividades relacionada al Gran Premio. Pero un decimotercero y decimocuarto lugar en la carrera lo hizo cambiar de opinión e hizo una fiesta por el equipo en el centro de Kuala Lumpur durante la noche del domingo.

La gente que estaba alrededor de Fernandes lo observó cabizbajo en cuanto a lo que era Fórmula 1. Acrecentando más los miedos, con los aportes económicos decreciendo y todo el detrás de escenas para preparar la venta del equipo.

Las cosas empeoraron más cuando Jules Bianchi con el Marussia terminaba noveno en Mónaco. El destino de Caterham estaba sellado, en cuanto la pesadilla de perder los 25 millones del campeonato de constructores se hicieron realidad.

marussia_12859_hires-001-750x497

Foto gentileza de grandprix247.com

Sin un comprador el equipo estaba muerto y en los días previos al Gran Premio de Austria cuando la situación de Caterham se hizo evidente cuando se le notificó al personal superior del equipo que sus sueldos serian pagados tarde porque no había dinero y porque los nuevos dueños ya iban en camino.
Pese a las buenas intenciones y los intentos desesperados por parte de Collin Kolles, el cual incluyó el debut del tres veces ganador de las 24 horas de LeMans, André Lotterer en Spa y el cual duró solo una vuelta. Caterham estaba al borde de la desaparición.

vlcsnap-2015-12-09-23h13m12s693

El debut del piloto Belga duró solo una vuelta luego que una falla terminal en el KERS lo hiciera abandonar.

Sin el dinero de los premios por parte de la FOM y una deuda gigante que seguía creciendo, lo único que los administradores podían hacer era vender el equipo por segunda vez.
Caterham tocó fondo cuando no pudo presentarse para el Gran Premio de los Estados Unidos y de Brasil. Dejando el equipo bajo administración mientras buscaban de forma desesperada un comprador que se pudiera hacer cargo de las deudas del equipo.
Una campaña de crowdfunding trato de juntar fondos para que corrieran en Abu Dhabi, más de dos millones de libras fueron recaudados en menos de 72 horas y compitieron el última carrera de la temporada, la cual vio el debut del Británico, Will Stevens.
Marcus Ericsson logró liberarse de su contrato para negociar con Sauber durante el fin de semana del Gran Premio en Austin para correr con Sauber en 2015.
Caterham fue partícipe de los test de post temporada, dando una falsa esperanza de que estarían en la grilla para 2016.

Caterham CT05 

<

div class=”getty embed image” style=”background-color:#fff;display:inline-block;font-family:’Helvetica Neue’, Helvetica, Arial, sans-serif;color:#a7a7a7;font-size:11px;width:100%;max-width:594px;”>

Motor/Unidad de potencia: Renault Energy F1-2014 1.6L V6 turbo
Pilotos: Marcus Ericcson (Hasta Rusia), Kamui Kobayashi, André Lotterer (Solo Bélgica) y Will Stevens (Solo Abu Dhabi)
Puntos: 0
Posición en el campeonato de constructores: 11° lugar
Mejor resultado: 13° lugar Kobayashi en Malasia y Mónaco

Desde el momento que el tope presupuestario murió y Petronas se alineó con Mercedes, la situación cambió por completo para Fernandes. El proyecto de Lotus/Caterham parece estaba condenado al fracaso antes de que el motor del primer auto fuera encendido y Caterham murió de las peores formas posibles con disputas, amarguras y arrepentimientos.

La excesiva fe que Fernandes tuvo en cuanto al apoyo por parte de compañías malayas lo dejo mal parado para cuando el proyecto ya diera sus primeros pasos.
Fernandes quedó impactado cuando Brawn vendió el equipo a Mercedes porque su primer plan se iba en manos germanas, pero lo que lo perjudicó más fue cuando anunciaron a Petronas como sponsor de Mercedes.

Para muchos fue en ese momento en el cual Fernandes debió haber abandonado o haber esperado hasta cumplir el primer año y de ahi vender el equipo. Para muchos Fernandes pecó de ingenuo al creer que uno podía competirle mano a manos a los equipos grandes como privado.
Tal vez a  Fernandes le faltó esa cuota de desfachatez despiadada, la cual dicen es un ingrediente fundamental para ser exitoso en la Fórmula 1.

Fernandes vio la vida y muerte de Caterham, mucha gente le critica su pobre capacidad al negociar la cual se ve influida por su personalidad.
Para muchos Tony es una persona que quiere que le digan cosas buenas y lo grande que es su persona.  Él nunca tuvo una percepción clara de que las cosas andaban mal con el equipo y seguia metiendole dinero creyendo que pronto iba a llegar el cambio para bien.
Mucha gente dice que Caterham estaba para cosas grandes a inicios del 2012. Smith quien dejase el equipo en Mayo del 2014 decía : “Nosotros pudimos haber estado a mitad de tabla pasada la segunda parte del año…El grupo de gente y los recursos que tuvimos era casi igual al que tenía Force India”.

Para Smith, Caterham si hubiera seguido con el desarrollo aerodinámico y hubiera tenido un motor Mercedes las cosas pudieron haber sido completamente diferentes en 2012.
La confianza existió junto a una sólida base, su inversión económica y el corto tope presupuestario.

“Lo mejor de todo es que podemos soñar en la mañana y decir de que tal vez tengamos una chance” – Tony Fernandes
Y ese sueño estuvo en pie hasta mediados de 2012 pero en Fórmula 1, no todos los sueños se hacen realidad.

Caterham final tweet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s