Jaguar y el diamante de 300.000 dólares

Fórmula 1 es un deporte glamoroso y en lugares como Mónaco es donde se nota más. Siempre correr en Mónaco es algo especial, no solo por lo glamoroso, sino que también por la historia que hay en las calles del pequeño principado desde lo deportivo a lo político y social que rodea al Principado Monegasco.

Tan así que Jaguar (actualmente Red Bull) junto a la productora de Ocean’s Eleven (La Gran Estafa) tuvieron la idea de poner un diamante en un auto de carreras, exactamente en la trompa. Ahí todo bien, perfectamente puede ser un show car que estará en el casino de Montecarlo por el fin de semana del Gran Premio, pero ese auto iba a correr el Gran Premio de Mónaco y no era solo un diamante sino que dos diamantes, los cuales iban a estar instalados en la trompa de dos Fórmula 1.

Los diamantes tienen un valor de U$ 300.000 haciendo un total de U$ 600.000 y fueron cedidos por la joyería Israelí, Steinmetz. Los diamantes no pudieron ser asegurados, tal vez un augurio de los que se vendría durante el Gran Premio al momento que se apagaran las luces.

Webber y Klien largaban desde decimosegunda y decimocuarta posición respectivamente, mientras que Jarno Trulli con el Renault largaba desde la pole. La carrera fue loca desde la largada y para la mala suerte de Jaguar, Klien estaba involucrado en una de las incidencias iniciales y para peor el diamante de U$ 300.000 también.

En la primera vuelta Klien chocaba en la famosa horquilla de Loews causando un pequeño embotellamiento típico de Mónaco. Primera vuelta y uno de los Jaguar ya estaba fuera de carrera pero la preocupación más importante no era el estado del auto o del piloto, sino que el diamante. ¿Habrá sobrevivido al choque?, ¿Está en una pieza? dichas interrogantes no pudieron ser respondidas dado que los auxiliares de pista no dejaron pasar a la gente de Jaguar hasta dos horas después de terminada la carrera.

Lamentablemente para la joyería Steinmetz el diamante no apareció. En un intento desesperado de recuperarlo Jaguar ofreció de recompensa un Jaguar X-Series Sportscar valuado en U$ 50.000 para el que encontrará el diamante.
El diamante nunca fue encontrado y poco se supo de que como desapareció de la trompa del auto, menos sobre persona que lo haya encontrado en las calles del principado.

Puede que nosotros no hayamos obtenido el mejor resultado en pista este fin de semana pero sin dudas que dejamos nuestra marca en Mónaco al agregar un poco más de glamour.  – Comunicado de prensa del equipo Jaguar post carrera.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s