Los primeros días de Red Bull

En medio del 2003 sabía que no seguiría con McLaren más allá del 2004, Así que empecé a tener conversaciones con el equipo Jaguar sobre mi futuro en Fórmula 1, durante el fin de semana del Gran Premio de Mónaco de ese año, recuerdo haber tenido una charla con mi Manager, Martin Brundle y los jefes de Jaguar, David Pitchforth y Mark Gillian.

La adquisición de Red Bull llego bien tarde en el año y para serte honesto tenia mis dudas sobre el proyecto.

Martin fue a hablar con Helmut Marko y acordaron en que haría un test por el equipo, en ese punto yo no tenía un contrato con ellos, pero ellos estaban ansiosos en firmarme.

Yo nunca olvidare ese primer test, yo me estaba preparando lentamente para subirme al auto, en ese momento Mark Gillan viene furioso hacia mí porque no estaba dentro del auto. Él estaba gritándome, diciendo que de este test dependía el trabajo de muchas personas, yo le respondí que no necesitaba estar aquí, francamente a nadie le gusta salir primer cuando hay tests porque la pista está demasiado verde, es el trabajo de otro el de “limpiar la pista”.
Me baje del auto tras la vuelta de instalación, llame a Martin y le dije “sácame de aquí”. Yo no quería hacer el segundo día de pruebas.

Entonces Christian Horner llego y fue una bocanada de aire fresco. También fui a ver al dueño de Red Bull, Dietrich Mateschitz en Salzburgo para conocer cómo sería su participación dentro del equipo.
Durante ese tiempo, mucha gente se refería a él como “el jefe” en Austria como si él fuera una suerte de figura mística. Pero yo no había preconcebido ideas sobre él.
Solo yo iba a visitar al dueño de una compañía gigante quien iba a comprar un equipo de Fórmula 1. Yo lo encontré sorprendente humilde.

Yo decidí involucrarme porque creí en el compromiso de Dietrich. Recuerdo estar sentado con Martin en mi apartamento y haciendo una lista de pros y contras sobre lo que sabíamos y que creíamos que podría pasar y al final decidimos ir a por ello.

También recuerdo el mantra de Christian Horner cuando estaba con la prensa. Primero era establecer una credibilidad y en segundo lugar concentrarse en la performance. Yo creo que el legado de Red Bull será que no solo dominaron en Fórmula 1, sino que también había suficiente talento y experiencia para poder empezar en sus primeros días.

En 2005 el Paddock era un lugar frió y un lugar no hospitalario. Lo que Red Bull hizo fue abrirlo y eso es una de las cosas por las cuales serán recordados. Tienen un motorhome bautizado como “The Energy Station” y la política es que “todos son bienvenidos”. El equipo además mostró que no tienen que tomarse todo de forma seria haciendo “The Red Bulletin” ellos probaron de que pueden competir de una manera salvaje en la pista, pero además de tener una camaradería dentro del Paddock con los demás.
Lo que más disfrute en la parte final de mi carrera como piloto de Fórmula 1 fue que no fue muy complicada. Ok, hubieron frustraciones porque la caja de cambios seguía rompiéndose, el ritmo no estaba ahí y teníamos motores Renault cuando en ese tiempo Ferrari, era mejor como lo probo Toro Rosso con su victoria en Monza (2008) en las talentosas manos de Sebastian Vettel.

También estábamos entendiendo lo complicado que era ganar en Fórmula 1, porque inicialmente había que compartir los recursos con Toro Rosso que estaban usando un auto diseñado por Red Bull. Pero en temporadas más recientes, en las manos de Sebastian Vettel, Mark Webber y Daniel Ricciardo, ha crecido a un nivel que yo no pude haber logrado.
Pero hubo algo de éxito en nuestro año debut. Yo termine cuarto en la primera carrera del 2005 en Melbourne. Yo creí que eso estaba bien, como yo no esperaba ese cuarto lugar. Yo nunca olvidare el abrazo que Christian me dio. El me abrazo en una forma que vino de un hombre que estaba teniendo su primera carrera como jefe de equipo y que logro que sumara puntos que ni ellos estaban esperando.

Eso realmente me ayudo a ajustar mis metas, no solo mis expectativas del equipo en ese tiempo sobre victorias, que previamente un buen día era ganar y cualquier otra cosa era mala. Porque eso lo que estaba pre acordado en mi contrato en los últimos 10 años. Eso hizo darme cuenta de que podía disfrutar de los éxitos pequeños.

En cuando Red Bull empezó a mejorar en la categoría, yo no pensé que había un decisión consiente que decía “Entonces no nos divirtamos ahora”, pero era un proceso natural. Cuando tienes mucho que perder, eso cambia mentes. Cuando tú tienes un auto que mejora y mejora, la expectativa cambia también, Este puede ser un auto ganador. Luego viene la expectativa de que este puede un auto de campeonato, y luego viene la expectativa de que este auto es para múltiple campeonatos. Sigue cambiando.

Entonces no tener mujeres y las fiestas no son porque no pueden, es porque eso no es donde está el objetivo ahora. Al inicio era hacernos notar, establecernos, tener credibilidad y mostrar la forma de Red Bull. Luego era reclutamiento. ¿A quien necesitamos?, ¿Como los conseguimos? Todo era un proceso.
No era todo por accidente…..Todo ha sido bien manejado.

Éxito es sobre tener a la gente adecuada en los roles correctos y tu necesitas tenerlos motivados y fortalecidos. Hay un periodo natural en la vida donde la luna de miel acaba y tú vas al “negocio” de estar casado. No significa que no sea un matrimonio duradero, pero tú no puedes replicar todo ese nerviosismo y emoción de los primeros días. Nadie puede, pero con un buen asesoramiento tú puedes mover personas hacia adelante, fortalecerlos y darle responsabilidades que les den desafíos personales, porque en este negocio, la gente gusta ser desafiada.

Independiente que tú lo conozcas o te guste, la forma en la que Christian ha manejado el equipo cuando fue reclutado, él era el jefe de equipo más joven en la historia de Fórmula 1 y la forma en la que los ha mantenido juntos durante tanto tiempo es gracias a sus habilidades.
Él tiene una forma firme de trabajo, algunas personas pueden ser más agresivas en la forma en la que lo dicen. “Deja decirte todo lo que se y luego reiterar lo que tú no sabes”.

Lo que Red Bull ha logrado en este deporte es increíble, y junto a brillantes maniobras publicitarias alrededor del mundo, también. Algunas en la que he sido afortunado de ser parte. De tener 100.000 personas en la avenida principal de una ciudad en Argentina, o manejar un Fórmula 1 en el túnel Lincoln en Nueva York a 300 km/h, o incluso enseñarle a Tom Cruise como manejar un Fórmula 1….Fórmula 1 ha sido muy buena para mí. Por eso yo estoy aquí para promoverla, para decir gracias y dejarla en buenas manos para los próximos pilotos jóvenes que afortunadamente tendrán su oportunidad.

David Coulthard estaba hablando con James Roberts de F1 Racing Magazine. (02/02/2015)

Traducido por Alonso Manso

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s